Envío gratis a partir de 35,00 €

Crema facial EGF Factor de Crecimiento Epidérmico 60ml

37,80  IVA incluido

Crema EGF Factor de Crecimiento Epidérmico. Paso 2 del tratamiento con ampollas de ác. glicólico.

Stock disponible

¡Quedan menos de 96 unidades!

Envío GRATIS a partir de 35€ * Según tipo de cliente

  • Envío 48-72 Horas
  • Unidades limitadas
Sistema de pago seguro

La función de los factores de crecimiento epidérmico es producir una mayor actividad de las células de la piel incrementando su renovación y reepitelización de forma muy significativa, además de aumentar la producción de colágeno y elastina.

En el ámbito de las cremas faciales, el EGF contribuye a mejorar la textura de la piel mediante la estimulación de dos tipos de células: los queratinocitos (células que producen queratina) y los fibroblastos (células que contribuye a la formación de tejido conectivo). Estas células son fundamentales para mantener una piel sana y rejuvenecida. Los queratinocitos forman la capa externa de la piel y son esenciales para su barrera protectora, mientras que los fibroblastos producen colágeno y elastina, componentes clave para la firmeza y elasticidad de la piel.

Las cremas faciales con EGF ayudan a incrementar la actividad de las células cutáneas, lo que resulta en una renovación y reepitelización significativa de la piel. Esto implica una regeneración más eficiente de la piel, lo cual es particularmente beneficioso para reparar daños cutáneos.

 Su acción reparadora reduce las arrugas y aumenta la elasticidad de la piel, ayudando también a combatir y prevenir el daño inducido por las radiaciones UV, mejorando el aspecto de cicatrices, estrías y marcas.

Uso imprescindible a continuación de la aplicación del  peeling químico CONCENTRATE con ácido glicólico en formato ampolla (paso 1 del tratamiento).

En cuanto al modo de empleo, se recomienda aplicar la crema facial EGF después de haber limpiado y tonificado la piel. Debe aplicarse mediante un suave masaje rotatorio sobre el rostro y cuello hasta su completa absorción. Puede usarse tanto de día como de noche.

Antes de usar la crema siempre hay que mirar qué componentes tiene la crema, ya que pueden generar alergias o irritación, o pregunta gente experta.

Definitivamente, las cremas faciales que contienen EGF son beneficiosas para estimular la renovación celular, mejorar la textura de la piel, y aumentar la producción de componentes esenciales como el colágeno y la elastina, lo que contribuye a una apariencia más joven y saludable de la piel.

 

Composición: Aqua, Lanolin, Isopropyl Myristate, Propanediol, Polysorbate 60, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, PEG-2 Stearate, Oleyl Alcohol, Sorbitan Stearate, Caprylic/Capric Triglyceride, Rosa Moschata Seed Oil, Cetyl Alcohol, Glycerin, Polysorbate 20, Methylsilanol Hydroxyproline Aspartate, Tocopheryl Acetate, Dimethicone, Phenoxyethanol, Benzyl Alcohol, Parfum, Laminaria Saccharina Extract, Butylene Glycol, Disodium EDTA, Xanthan Gum, Ethylhexylglycerin, Folic Acid, Dehydroacetic Acid, Arginine, Sodium Benzoate, Butylphenyl Methylpropional, Linalool, Potassium Sorbate, Limonene, Alpha Isomethyl Ionone, Coumarin, Potassium Hydroxide, Potassium Phosphate, Nicotiana benthamiana Hexapeptide-40 sh-Oligopeptide-1, Dipotassium Phosphate, Sodium Chloride.

Información adicional

Marcas

MOI Profesional